11 may. 2008

90º Aniversario

CUBA cumple hoy nueve décadas de vida y el periodista Jorge Búsico hizo mención al aniversario en su blog en una nota que tituló "90":

"Si bien su actividad más distintiva es el rugby, el Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) es quizá la institución argentina que más variantes ofrece en el mundo del deporte. De hecho, es precursor en el país del boxeo y del básquetbol, y en sus distintas sedes se puede practicar casi todo el espinel de actividades físicas, como la náutica, en su embarcadero de Nuñez, y los deportes de invierno, en el refugio del Cerro Catedral o en su cabaña de Villa La Angostura.


Hoy, 11 de mayo del 2008, CUBA cumple 90 años. Fue fundado en 1918, por 26 jóvenes en un laboratorio ubicado en la calle Corrientes al 1.200, y perteneciente a Lorenzo Galíndez y Luis Agote Robertson. Poco después, el 1 de junio de 1919, se unieron como socios otros 69 estudiantes.
Tres grupos de estudiantes convergieron en la fundación: uno artístico, formador de La Tribu; otro que se marchó de la Asociación Cristiana de Jóvenes luego de un incidente en un partido de básquetbol, y el restante que devino de discrepancias políticas surgidas en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Medicina de Buenos Aires.
En el ring ubicado en su primera morada -en Corrientes 327- no sólo combatió, por ejemplo, Luis Angel Firpo, sino que CUBA fue fundador de la Federación Argentina de Box. También el club formó parte del nacimiento de la Federación Argentina de Basket-ball.


Su sede social, ubicada en Viamonte 1560, con hermosos y señoriales salones tallados en madera, cuenta, entre otros ámbitos, con una prestigiosa biblioteca, además de pileta, canchas de squash, restaurante, peluquería, ring de boxeo y canchas de básquetbol y papi-fútbol. Allí, sin embargo, no se permite el ingreso de mujeres, que para ser socias deben ser familiares de socios.


CUBA también se extiende por Palermo, Nuñez, Cerro Catedral, Villa La Angostura, Villa de Mayo y Fátima (la más reciente, con una gran cancha de golf). En estas dos últimas, cientos de casas se ubican alrededor de las instalaciones, donde viven varias familias de socios.


La sede de Villa de Mayo, ubicada a 32 kilómetros de la Capital y que desde hace unos años posee un amplio y fabuloso Anexo arbolado que sirve de refugio para los infantiles y juveniles del rugby, tiene su historia. Los dirigentes debieron buscar ese lugar cuando el primer gobierno peronista se negó a renovarle el préstamo de unos terrenos ubicados en Nuñez y cedidos por Obras Sanitarias de la Nación, en los que el club había levantado importantes obras. Cabe recordar que sus primeros tiempos en el rugby (se afilió a la River Plate Rugby Union en 1919) fueron en canchas prestadas y en un predio ubicado en Santos Lugares.


El primer capitán de un equipo de rugby fue Oscar Meana, quien provenía del Club Atlético San Isidro (CASI). Ese XV formó con Meana, Julio Dellepiane Rawson, Marcelo Fitte, Raúl Parodi, Rodolfo Semprún, Ernesto Serigós, Pedro Cazenave, Abdón Cazenave, Luis de Marval, Carlos O’Farrell, Juan Munzinger, Rodolfo de Surra Canard, Luis Harrington, Pedro Troncoso y Roberto Dellepiane Rawon.


El título invicto de 1951 coincidió con la inauguración de Villa de Mayo.


La persecusión del peronismo terminó con la intervención del club en 1953. Por esa razón, todo el equipo de rugby, que era amplio dominador de los campeonatos en esas épocas, se marchó hacia Atalaya, conquistando el ascenso a la Primera con esos colores al año siguiente. En el 56, concluída la intervención, CUBA fue aceptado por la UAR para regresar directamente a la división superior. Y en su primer partido, ante Pucará en la cancha del CASI, ganó, concluyendo segundo en la temporada, detrás del Atlético de San Isidro.


CUBA, múltiple campeón aunque no gana un título desde 1970, ha sido un enorme proveedor de Los Pumas, destacándose, entre otros, Elías Gaviña Alvarado, los hermanos Miguens, los mellizos Lanza y Ernesto Ure.
Con tres categorías de socios (infantiles, cadetes y universitarios), CUBA hoy posee una gran masa societaria (una de las mayores del país), además de su infraestructura única. Y cultiva en todos sus ámbitos el amateurismo, uno de sus sellos."